¿Aún no vendes online? Descubre 5 motivos por los que deberías

Es posible que todavía tengas dudas sobre si realmente necesitas vender online, o no estas seguro de si hay soluciones que se adapten a tus necesidades. Por eso primero que vamos a ver son los motivos por los que un sistema de venta online puede ayudarte.

1 – Gestionar encargos y pagos sin un sistema: una historia de terror

Recibes un whatsapp preguntándote por los precios de uno de tus productos. Al mismo tiempo te llaman por teléfono para hacerte otro encargo y recibes un correo electrónico cancelando un pedido anterior. Tienes también un formulario de Google en tu página web y vas viendo los pedidos recibidos en una hoja de cálculo de Google.

Apuntas todos los pedidos en una hoja de Excel llamada «Pedidos» (o peor, aún en una libreta de rayas). Vas moviendo los pedidos a otras hojas de cálculo llamadas «Pedidos pagados» y «Pedidos preparados» o les cambias de color según el estado en el que se encuentren.

Los pagos se realizan por transferencia bancaria y tienes que revisar uno a uno todos los cargos recibidos para asegurarte de que se han realizado correctamente.

Si haces envío y necesitas crear etiquetas para los paquetes las creas de forma manual con una plantilla de Word o Excel. Cuando vienen a recoger los paquetes envías un correo electrónico a los clientes diciendo que su pedido ya está en marcha y que llegará en tres días, y les envías la factura, que también creas en Word o Excel.

Un cliente te han hecho un pedido pero aún no te ha pagado, así que intentas recordar cómo te contactó para recordárselo. Escribes a otro porque un producto se te ha terminado y no vas a poder enviarle su pedido, y le haces una transferencia para devolverle el dinero. Te llaman porque hay un pedido que no ha llegado y te das cuenta de que se te ha despistado entre todos los encargos, te disculpas y lo preparas.

Así pasas toda la mañana y cuando terminas te da la sensación de que has estado todo el día liado pero que a la vez no te ha dado tiempo a avanzar casi nada.

¿Te suena de algo? Es muy posible que te hayas sentido identificado con algunas de las situaciones anteriores, y te aseguro que hay formas mucho mejores de gestionar tus compras y pagos online.

2 – Te permite automatizar tareas y ahorrar tiempo

La forma de solucionar el descontrol de tener que gestionar todo el proceso de venta de tus productos a mano está en la digitalización y en la automatización de tus procesos.

Puedes establecer sistemas de venta automática para que tus clientes hagan los pedidos. Adiós a las llamadas, los correos electrónicos o los whatsapps. Los pedidos recogidos de forma automático para que ganes tiempo y salud.

También puedes conectar estos pedidos con una pasarela de pago que permita a tus clientes hagan el pago online. Olvídate de tener que revisar uno a uno que todos los pagos

Una vez realizada la compra puedes utilizar un sistema automático de facturación para que tus clientes reciban en su correo electrónico un email con la factura correspondiente. Y recibir tu mismo una notificación por correo o por el canal que te sea más cómodo para saber que tienes que preparar este pedido.

Utilizar una tienda online te permite facilitar otras acciones como la gestión de pedidos, el control automático de stock y la generación de etiquetas para paquetería.

Si en vez de productos vendes servicios presenciales o virtuales y necesitas agendar un horario también puedes utilizar sistemas de reserva online con los que tus clientes puedan concertar y pagar sus citas de forma automática.

¡Y mucho más! Te sorprenderías de la cantidad de cosas que puedes automatizar herramientas con sencillas basadas en software como servicio en la nube y herramientas de automatización como Zapier o Integromat.

Todo esto te facilita el trabajo, te permite ahorrar tiempo tanto propio como de tus clientes y hace que puedas dar un mejor servicio al poder dedicar tu esfuerzo en aquellas tareas que realmente aportan valor.

3 – Puedes adaptar el sistema a tus necesidades

Es posible que pienses que la venta online no es para ti porque no quieres realizar envíos, o tus servicios son presenciales. O porque algunos de tus clientes no están acostumbrados a comprar online y pagar con tarjeta y prefiere llamar por teléfono para reservar y pagar a través de transferencia bancaria.

O porque tú o tu equipo no os lleváis muy bien con la tecnología y creéis que es más práctico para vosotros seguir haciendo las cosas de forma manual, como siempre se han hecho.

Establecer un sistema de venta online no tiene porque implicar que vas a realizar envíos de productos. Puedes tener una tienda online en la que tus clientes tengan que pasar a recoger tus compras en tu local físico. Aún así puede ser muy útil permitir a tus clientes reservar con anterioridad los productos para asegurarse de que los tienes, y pagarlos antes de ir a recogerlos.

Esto es especialmente interesante para las negocios en las que se tarda un tiempo en preparar los pedidos, ya que permite al cliente reservar online e y tenerlo ya preparado al ir a recogerlo.

Vender online tampoco supone que el único modo de pago posible va a ser con tarjeta. Puedes utilizar otras pasarelas de pago como Paypal o Amazon Pay, que pueden dar mayor confianza a algunos clientes (aunque te va a suponer una comisión mayor).

Puedes permitir pagar por transferencia bancaria, aunque entonces no te vas a librar de tener que revisar manualmente los pagos. Incluso puedes mantener la opción de pagar contrarrembolso, es decir en el momento en el que se recibe el pedido.

Ni siquiera tienes que elegir uno de estos métodos, sino que puedes dejar al cliente escoger su preferido.

Si lo que te preocupa es que algunos de tus clientes prefieren hacer los encargos en persona, por teléfono, o del modo en el que estén ya acostumbrados eso tampoco tiene porqué suponer un problema. Que decidas comenzar a tomar pedidos y vender por Internet no significa que tengas que dejar de vender como hasta ahora.

Ambos métodos pueden compaginarse, y de hecho lo normal es que el canal online vaya cogiendo peso poco a poco según tus clientes se van acostumbrando.

Eso sí, si combinas ambos métodos tendrás que decidir cómo vas a organizarte para gestionar de forma conjunta los dos canales. Por ejemplo puedes introducir tu mismo de forma manual los pedidos que te hagan por teléfono o en persona en el sistema de gestión de tu tienda online para tener ahí recogidos todos los pedidos.

O utilizar otro modo de organización externo (que espero que no sea una hoja de cálculo) e integrarla con tu plataforma de ventas para importar de forma automática todos los pedidos.

Hay multitud de opciones para gestionar las compras y pagos online y puedes escoger la opción que más se adapta a tus necesidades y utilizarla del modo que te sea más útil.

4 – Es más barato de lo que te imaginas

Es cierto que vender online tiene sus costes, especialmente si es algo que va a tener un gran peso en tu negocio. En este caso yo sí que recomiendo invertir en crear una tienda online. Pero tienes plataformas muy variadas en función de tus necesidades. Si no te puedes permitir encargar el desarrollo de una tienda online con herramientas como Woocommerce o Prestashop siempre puedes utilizar Shopify para poder crear tu mismo tu tienda online de forma sencilla.

Sin embargo si no lo tienes del todo claro y solo quieres hacer alguna prueba para testear si hay interés o si no puedes o quieres gastar demasiado tienes muchas otras opciones para vender online que no requieren de una inversión inicial. Plataformas como E-junkie, Sendowl o Gunroad te permiten integrar en tu página web las funcionalidades de tienda online de forma muy rápida a cambio de un pago mensual.

Incluso si solo necesitas algo muy sencillo porque tienes pocos productos y ventas puede que añadir a tu web un botón de pago de Paypal o Stripe sea suficiente para ti.

Si quieres saber más sobre todas estas opciones para vender online puedes echar un vistazo a este artículo.

Si lo que te echa para atrás es la comisión que la pasarela de pago que utilices para vender online te va a cobrar piensa en el valor de tu tiempo. Y no me refiero a su valor en sentido figurado sino literal: tu tiempo cuesta dinero.

O tu tiempo vale muy poco o te va a merecer por completo pagar una comisión de entre el 1-3% (dependiendo de la pasarela de pago que utilices) a cambio de poder automatizar tus pedidos.

Y no solo vas a poder automatizar el proceso de venta como tal, sino que plataformas de pago como Stripe tienen multitud de integraciones y posibilidades que te van a permitir utilizar otras herramientas digitales para ahorrar mucho tiempo en otros aspectos de gestión.

No solo vas a poder ahorrar tiempo, sino que ganarás en tranquilidad.

5 – Beneficia a tus clientes

Por último no tienes que olvidar que los mayores beneficiados de tu nuevo canal de ventas deben de ser tus clientes. Los usuarios cada vez somos más digitales y más impacientes, y queremos solucionar nuestros problemas al momento y de la forma más cómoda posible.

Si un cliente tiene que llamarte por teléfono o ir a tu tienda para saber si tienes un producto es probable que ni se moleste, y decida pedirlo online en otro sitio y que le llegue a casa sin tener que hacer nada. O si encuentra la página web donde ofreces tus servicios, pero no puede ver lo que cuesta ni hacer una reserva al momento seguramente busque a otro profesional.

Además otra de las grandes ventajas de vender online es que tu negocio está abierto todos los días y a todas horas y desde cualquier parte del mundo (en el caso de que tu producto sea digital o decidas hacer envíos internacionales). Esto sin duda beneficia a tus clientes y te permite acceder a nuevos públicos.

Ponérselo fácil a tus clientes está dejando de ser un valor añadido y es cada vez más un requisito imprescindible. Haz un favor a tus clientes, porque te lo estarás haciendo a ti mismo.

Descubre los mejores programas fáciles de usar pero muy potentes para automatizar tus tareas y ahorrar tiempo, esfuerzo y estrés a diario en tareas repetitivas.

política de privacidad

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Laura Maestro García.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Privacidad     Cookies      Aviso legal